Lo inolvidable

Elige tu propia aventura
12 octubre 2016
Destinos perrunos
18 octubre 2016

Lo inolvidable

A veces el título de un libro de cuentos no es más que el de uno de los que componen el volumen, elegido vaya uno a saber por qué. Otras veces, es la síntesis perfecta de lo que encontraremos.

Lo inolvidable.

Tan breve como significativo, tiene la fuerza de la historia que lleva su nombre. Una viuda que descubre que su dentadura postiza, en el silencio de la noche, habla.

Las primeras frases pronunciadas por la dentadura, correspondían a “L’inoubliable”, un cuento de Remy de Gourmont, que ella había olvidado por completo.

La trama del relato avanza y bien puede uno contener la respiración durante su lectura, cinco carillas alcanzan para concluir que Berti consigue conjurar uno de sus mayores miedos, aunque él no lo sepa. “Me da miedo que mis cuentos o mis novelas no produzcan la menor clase de empatía”, dice el autor en alguna entrevista, pues se puede quedar tranquilo. Si como dice el personaje de Józef en su novela, Un padre extranjero: “el miedo a que una emoción no emocione”, es el suyo propio, que lo deseche; la lectura de este libro produce variadas emociones que emocionan, lo aseguro.

«Lo que no puede olvidarse» es una buena definición del significado de la palabra inolvidable.

Cada uno de los relatos del libro será inolvidable, por una o varias razones, siempre algo de lo real cobra sentido a partir de la ficción, que el autor consigue entrecruzar permanentemente, con maestría.

Eduardo Berti nació en Buenos Aires, en 1964, es escritor, traductor y director literario, además de antólogo de lujo. Se mueve con comodidad, para nuestro disfrute, entre la novela y el cuento, incursionando también en los aforismos y mini prosas.

La arquitectura de un libro es, para mí, algo fascinante. En Lo inolvidable, arrancamos por el Índice,  son once los relatos, el primero se llama, El inicio. Nada es casualidad, lo podrán comprobar por ustedes mismos. El vínculo padre e hijo del relato de apertura, es algo que se hará presente más de una vez en la obra de Berti, y el efecto del final, es mucho más que un recurso.

El autor, a propósito de su última novela, la  ya mencionada Un padre extranjero, y la más autobiográfica según dice (su padre nació en Rumania y vino a la Argentina a los 22 años), resume muy bien los elementos siempre presentes y reiterados en su obra, el extrañamiento en lo cotidiano.

“Hay en el extranjero una mirada de extrañeza, de desfamiliarización, que muchas veces nos hace ver cosas que nosotros no habíamos advertido antes, por estar demasiado metidos en nuestras vidas cotidianas. Mi padre nunca terminó de perder esa mirada extrañada. Y creo que me la contagió. Que me educó, que «formó» mi percepción del mundo. No tanto a sentir el «peligro» de las cosas escondidas, como a desconfiar del «fácil engaño» de la fachada de lo así llamado «normal». Creo que eso mismo, en otro aspecto, hace un escritor cuando desconfía de los lugares comunes, los tópicos o los automatismos de la lengua”. (ver nota)

Que no tenga miedo Berti, si algo no sucede después de la lectura de sus cuentos, es que uno quede inerte, más bien todo lo contrario, generan conmoción, asombro, identificación. Iluminan o ensombrecen la lectura y hasta consiguen que la postura física, al leerlos, varíe.

Han dicho de su escritura que es innovadora y personal, que tiene gracia y es inclasificable. De todos los adjetivos, me quedo con uno de los que utilizó la crítica mundial.

Precioso.

Algo de mucho valor, digno de estimación y aprecio, es una definición bastante precisa del término.

Lo inolvidable, es un libro exquisito.


Ediciones

Mi ejemplar es uno de la 1ra. Edición impresa en Argentina, de abril de 2011, por convenio entre la Editorial Páginas de Espuma SL (Madrid) y Editorial La Compañía/28 SRL (Buenos Aires). Con este título descubrí hermanadas las dos ciudades, aquélla por la que me pierdo sin sentirme extranjera, en la que me pierdo por sus librerías, siempre en la búsqueda de algún autor que acá no se edite, y esta Buenos Aires que ahora se llenó de olas, para mi disfrute.

Fue traducido al francés, por Jean-Marie Saint-Lu, Editorial Actes Sud, y como dice la crítica francesa, el espíritu de L’Inoubliable, está resumido en una frase de Rémy de Gourmont: " La vérité est une illusion et l’illusion est une vérité "

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest