La belleza del mundo

Malos sentimientos
22 agosto 2016
Héctor Tizón
27 agosto 2016

La belleza del mundo

Dónde está el mundo, se pregunta el protagonista de esta novela, un hombre que al experimentar la traición amorosa, decide abandonar todo y comenzar un largo e incierto peregrinaje. “En ninguna parte, seguramente. Uno es el mundo, aunque sólo en el momento final siente eso, cuando, dicen, uno se da cuenta de que la tierra es siempre la misma, de día, y de noche bajo el alto terror de las estrellas”.

Una historia mínima de desamor e ingratitud se vuelve enorme por la majestuosidad de la escritura de una de nuestras voces más potentes, convirtiéndose de tal forma, en una de las obras más entrañables del hombre de la Puna.

Hay obras luminosas, otras redondas y también las hay conmovedoras.

La belleza del mundo es una de ellas. Con un lenguaje sutil y preciso, silencioso y profundo, cuenta una historia que se viene contando desde Adán y Eva, pero el logro es que resulte distinta. No hay tierras fabulosas, ni dioses o designios, cuando el protagonista, como Ulises, emprende su propia odisea, abandonándose al azar, sin que importe lo que queda atrás.

Para conocer el argumento, basta con leer la contratapa. En Mégara, en cambio, nos gusta hablar de otras cosas, por ejemplo de cómo Tizón consigue despojadamente, ahondar en cuestiones tan profundas como la verdad y la memoria, y conmovernos, claro, al leer: “Hay un silencio en la belleza del mundo que es como inaudito y extraño, que nos hace olvidar la suerte y la desdicha y el destino personal”.

Se ha dicho de esta novela: “Asistimos a la culminación de una de las obras más rigurosas y coherentes de la literatura argentina que se produce en el interior del país. Y como aporte a la remanida oposición del interior y el centro, dígase de yapa que, desde el interior, Tizón ha escrito una novela sin la menor referencialidad localizable, netamente “universal”. La odisea de una narrativa que ha seguido los azares del exilio y el regreso de su autor encuentra en La belleza del mundo una de sus expresiones más claras y emotivas” .

Pero es la voz inconfundible del autor, la que revela lo que en esta ciudad hablamos ya en alguna ocasión. Nada nuevo hay bajo el sol, los escritores, con más o menos suerte, lo que hacen es contar los mitos fundantes, una y otra vez.

«El del viaje, ya sea real o imaginario, es una de las más grandes metáforas de la vida. No sabemos si existió la guerra de Troya, si el viaje de Ulises existió o no. Hay ocho Troyas superpuestas, un trabajo de siglos. Pero sí sabemos que el hombre que se va, vaga por el mundo para expiar vaya uno a saber qué culpa y que después de muchos trabajos, tanto como los de Heracles, regresa a Itaca, estuvo siempre ahí. Y hay algo muy curioso en las viejas fábulas, siempre tienen happy end. Jasón termina encontrando el vellocino de oro. Ulises vuelve, se reencuentra con su mujer y mata a los pretendientes. Robert Graves –lo conocí y era muy maligno– decía que en realidad Penélope no fue tan fiel como quiere la leyenda, que los pretendientes fueron favorecidos. Pero eso carece de importancia. Cuando pasan los siglos queda lo fundamental(Entrevista completa)

La belleza del mundo, releída en dos viajes para nada épicos, puede convertir la avenida Lugones en el mejor paisaje del mundo y conseguir la hazaña que un hombre cualquiera, al verme suspirar, disimuladamente mire el título del libro.

Biografía del Autor

Fuente: Página 12


Ediciones

Tizón publicó libros de cuentos, novelas y ensayos. Su literatura se nutre en gran medida de la tradición oral, el paisaje jujeño, el lenguaje y la gente del lugar donde nació. Es uno de los narradores más originales de la literatura argentina. La belleza del mundo fue editada en 2004 por Seix Barral, mi edición es la 1ra. de Alfaguara de 2011, fue traducida al francés por la Editorial Actes Sud, en Israel la publicó Keter, y en Alemania el sello Edition 8.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest