Imagine

Una ilusión óptica
7 septiembre 2016
Las sirenas de Titán
28 septiembre 2016

Imagine


Ciertos lugares se convierten en un punto panorámico para los turistas, un lugar casi obligado para la foto con la que se vuelve del viaje, y al repasarla junto a decenas de ellas, algunas personas no saben explicar ni dónde la sacaron ni de qué se trata.

Es obvio que cada uno tiene su manera de viajar, de mirar, de cargar su mochila, por eso en Mégara nos gusta compartir la nuestra, y escribir sobre lugares que tienen que ver con la palabra. Una canción, un poema, un cuento, un libro que se vuelven de todos, por haber trajinado servilletas de papel, paredes, tarjetas, postales y la arena de tantas playas.

En mi caso, me gusta recorrer el lugar de destino antes de tomar el avión. Con la guía turística que compro de antemano y con la memoria de las cosas vistas, leídas o escuchadas, al llegar, experimento la impresión de haber estado antes.

En Nueva York quería conocer varios lugares, ya compartí la Morgan, y ahora le toca al Strawberry Fields, un espacio quieto en la zona central del Central Park, en el que se pide silencio y pocos lo hacen, que lleva el nombre de una canción de Los Beatles. Strawberry fields forever.

image1-1“Let me take you down, ‘cause I’m going to strawberry fields.
Nothing is real and nothing to get hung about.
Strawberry fields forever”.

¿Por qué se eligió ese nombre para el espacio en memoria de John Lennon, que vivía a metros del lugar y fue asesinado en las proximidades del parque?. Será que solía pasear por ese lugar y decía que era de sus favoritos.

Strawberry Fields está en una zona elevada del Central Park, ocupa dos acres y medio de superficie, que serían para nosotros una hectárea de tierra, y desde el lugar, pueden verse los Dakota Apartments, justo en la intersección de las calles Central Park West y 72nd Street, donde Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980.

Cinco años después, su viuda, Yoko Ono, organizó una celebración en su memoria, asistieron muchas figuras internacionales, y la mayoría de los países representados enviaron regalos a ese jardín. La Unión Soviética envió abedules, Canadá arces, Israel cedros, Holanda envió narcisos de los prados y la princesa Gracia de Mónaco, conejos. ¿Y el enorme círculo con una sola palabra en su centro?. Fue la ciudad de Nápoles, que envió un mosaico blanco y negro en cuyo centro estaba inscripta: IMAGINE.

img-20160926-wa0015¿Por qué el nombre del jardín?.

Strawberry Fields forever habla de un lugar que no es real, de alguna manera.

Déjame llevarte a los campos de fresa, estoy yendo hacia allá
Nada es real, y nada hay para perder el tiempo,
Strawberry fields forever

¿Y si les cuento que Strawberry Field era un orfanato del Ejército de Salvación en Woolton, un suburbio de Liverpool, Inglaterra?. Seguramente el dato no sería significativo.

Y es así, se trataba de una propiedad que en 1934 fue vendida por la viuda de un comerciante rico, al Ejército de salvación, que inauguró allí en 1936 un orfanato, con tres unidades para 12 niños cada una, que reemplazó a la casa original que resultó demolida.

Tampoco estos datos dirán algo, ni siquiera agregando que a principios de 2005 cerró y actualmente es un centro de iglesia y oración, que conserva sus famosas puertas de entrada en pie.

DCIM101GOPROGOPR0543.

Pero el nombre de ese orfanato se hizo famoso mundialmente en 1967, con el lanzamiento de un disco simple de los Beatles, Strawberry Fields Forever, escrito por John Lennon.

Él creció cerca de la casa y durante buena parte de su infancia, vivía y era parte de la fiesta que organizaban, cada verano, en los jardines de Strawberry Field. Cuentan los biógrafos que una tía de Lennon, Mimi, recordó: “Tan pronto como se oía la banda del Ejército de Salvación de partida, John saltaba arriba y abajo gritando: Mimi, vamos. Vamos a llegar tarde.”.

DCIM101GOPROGOPR0545.

La zona boscosa detrás del edificio, que Lennon apodó en plural, “Strawberry Fields”, fue donde él y sus amigos de la infancia, Pete Shotton e Ivan Vaughan jugaban a menudo. Pero lo más significativo es que se dice que ese lugar inspiró a Lennon a ser músico.

Un nombre cargado de significado para un lugar donde poder recordar.

Los lugares tienen esa magia a veces.

Nada es real, más allá siempre hay campos de fresa que nos recuerden la infancia o la adolescencia, ese tiempo en el que creemos que podemos cambiar el mundo con solo desearlo.

Una caminata por ese jardín dentro del parque, puede ser serena y plácida, casi como de desiderata. Una palabra preciosa desiderata, del latín “cosas deseadas”, plural de desideratum.

Desiderata, para mí, es un poema en un poster, pegado en la pared de mi cuarto.

Un poema que como Strawberry Fields, tiene una historia, no tan conocida, si bien su creación data de 1927 y el autor reconocido es Max Ehrmann (un abogado y poeta de Indiana, Estados Unidos), publicado después de su muerte, en una colección de poemas llamada “Desiderata of Happiness”, recopilados por su esposa; la leyenda decía que era un poema del 1600, ya que una copia fue encontrada en la Iglesia St. Paul, de Baltimore. Pero, en realidad, eso se debía a que el párroco lo incluyó en un devocionario, al que le había puesto el nombre de la iglesia y el año de su fundación, 1692, sin citar su autoría.

Un poema que todos deben haber leído alguna vez, estoy segura, y que ha tomado diversas formas, a lo largo de casi un siglo, tanto que yo no lo conocí en verso, sino como “un trozo de prosa que ha alcanzado nobles humores”, en las palabras del autor, recogidas en su diario personal…

img_1899“Camina plácido entre el ruido y la prisa y recuerda qué paz se puede encontrar en el silencio. En cuanto sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas. Enuncia tu verdad de una manera serena y clara y escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante, también ellos tienen su propia historia. Esquiva a las personas ruidosas y agresivas, ya que son un fastidio para el espíritu. Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado, pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.

Disfruta de tus éxitos lo mismo que de tus planes. Mantén el interés en tu propia carrera por humilde que sea, ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos. Sé cauto en tus negocios pues el mundo está lleno de engaños, mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe. Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales. La vida está llena de heroísmo. Sé sincero contigo mismo, en especial no finjas el afecto. Y no seas cínico en el amor, pues en medio de todas las arideces y desengaños, es perenne como la hierba.

Acata dócilmente el consejo de los años abandonando con donaire las cosas de la juventud. Cultiva la firmeza del espíritu, para que te proteja en las adversidades repentinas. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Sobre una sana disciplina, sé benigno contigo mismo. Tú eres una criatura del universo. No menos que las plantas y las estrellas, tienes derecho a existir. Y sea que te resulte claro o no, indudablemente el universo marcha como debiera.

Por eso debes estar en paz con Dios cualquiera que sea tu idea de Él. Y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones, conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida. Aún con toda su falsía, sus dolores y sueños fallidos, el mundo es todavía hermoso. Sé cauto. Esfuérzate por ser feliz”.

img_3023Y estaban ustedes paseando por el Central Park, cuando de repente se encuentran con esta digresión, solo aparente, como todo en Mégara, en donde un camino te puede llevar a otro y termina uno encontrándole el sentido.

Imaginen un mundo que todavía es hermoso, con toda su falsedad, sus horrores y sus sueños frustrados, que sigue en pie, que te brinda la posibilidad de encontrar la magia que existe desde siempre, como dice la Bodoc, en la naturaleza misma.

Antonio Muñoz Molina vivió muchos años en Nueva York, y sin tener ni idea que lo hacía, como ya les conté a los megarenses, me guió a la Morgan.

En una de sus columnas, titulada “Una magia compartida”, contaba que regresando de su trabajo, en el metro, vio una mujer que no levantaba la vista de un libro de poemas de Lorca, mientras por su parte, él llevaba otro libro de poemas, Poet’s Choice, de Edeard Hirsch, lo cual lo hizo pensar cómo el arte nos afecta hasta físicamente, transportándonos. En ese libro que compró por casualidad (disculpe don Muñoz Molina, las casualidades no existen), encontró unas palabras que se relacionan con esa idea.

“I believe that something in our nature is realized when we use language as an art to confront and redeem our mortality. We need poems now as much as ever. We need these voices to restore us to ourselves in an alienating world. We need the sounds of the words to delineate the states of our being. Poetry is a necessary part of our planet.”

Lo cual querría decir, si recurro a lo aprendido, que está en algún cajoncito de mi memoria…

img_3024“Yo creo que alguna cosa en nuestra naturaleza se realiza cuando usamos nuestro lenguaje como un arte para confrontar y redimir nuestra mortalidad. Nosotros necesitamos poemas, ahora, más que siempre. Nosotros necesitamos esas voces para restaurarnos en un mundo alienado. Nosotros necesitamos los sonidos de las palabras para delinear/delimitar los estados de nuestro ser. La poesía es una parte necesaria de nuestro planeta”

Mi paseo por el Strawberry Fields, fue mi libro de poemas en mi viaje a Nueva York.

Yo tarareé con mi inglés mal pronunciado, una canción universal, que John Lennon nos regaló, volviéndose eterno.

Imagine es considerada como una de las mejores composiciones de todos los tiempos. En 2004, la revista musical Rolling Stone la ubicó en la tercera posición de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. Esos son datos estadísticos, los que menos nos interesan por acá. Nuestra ciudad está hecha de libros y los libros de palabras. Las palabras son transportadas por la voz y la escritura.

La tierra se nos dio y la destruímos a diario, tenemos herramientas para construir, y a veces no sabemos cómo utilizarlas.

Con internet pasa parecido, buscando documentarme para escribir sobre este lugar que no pueden perderse, obvié lo que se repetía hasta el infinito y que resulta increíble, ¿qué importa qué fortuna hizo John Lennon?, ¿por haber hecho una fortuna no podía escribir sobre la paz?.

Este es un tributo a John Lennon. Una desiderata. Una manera de decirle GRACIAS por su música, que nació en un campo de fresas, un lugar que ahora existe por siempre.

Me quedo con la magia de su creación, me gusta imaginarlo de vuelta en ese lugar que no es real, los hombres todavía no comprendieron.

tomas





Si pasaste por Strawbery Fields mandanos tu foto y la subimos a Mégara: contacto@megara.com.ar


IMAGINE

Imagine there’s no Heaven
It’s easy if you try
And no Hell below us
Above us only sky

Imagine all the people
Living for today
Imagine there’s no country
It isn’t hard to do

Nothing to kill or die for
And no religion too
Imagine all the people
Living life in peace

You may say I’m a dreamer
But I’m not the only one
I hope someday you will join us
And the world will be as one

Imagine no posessions
I wonder if you can
No need for greed or hunger
Or Brotherhood of Man

Imagine all the people
Sharing all the world
You may say that I’m a dreamer
But I’m not the only one

I hope someday you will join us
And the world will be as one


Nota de M: las imágenes principales son de Sandra, las que aparecen en el cuerpo de la nota pertenecen a Amigos de Mégara.

3 Comments

  1. Un lugar único, un lugar sin dudas mágico, en donde los que de alguna manero nos sentimos tocados por lennon en cualquier forma, siempre podremos encontrarlo.
    En argentina, se ha construido una réplica del mosaico, en los bosques de Cariló, otro lugar encantado en donde recordar a lennon.
    Les dejo el link para que puedan averiguar mas de ese lugar:

    http://www.cariloimagine.com

  2. silvina de rosa dice:

    Palabras que solés citar…tenemos herramientas para construir y a veces no sabemos utilizarlas.
    Al leerte se que sí las sabés utilizar en el decir.
    Orgullosa de descubrirte en el día a día, un poco más como escritora.
    Un privilegio el que hayas incluído nuestras imágenes. Un relato apasionante que me acercó detalles desconocidos.
    Que esta rueda nunca pare de girar y hacerme llegar destellos de magia!!.

  3. Pupe dice:

    Que lindo! Por un ratito me sentí nuevamente viajando por allí! !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest