El paso de La Hélice
1 agosto 2016
Margarita García Robayo
22 agosto 2016

Hasta que pase un huracán

Cuando pensé en la primera reseña de libros, no sabía con cuál quedarme y resultó como dice el refrán. Los últimos serán los primeros.

Hay libros luminosos.

Hasta que pase un huracán, es uno de ellos. Es de esos libros que consiguen dejar en suspenso la respiración y todo lo que pasa alrededor.

¿Quién no quiso haber nacido en otro lugar, aunque no conociera otro distinto?.

Muchas historias hablan de ese extrañamiento con la tierra que nos tocó. Otras tantas hablan de la decisión de torcer el destino. Pocas lo hacen como Margarita García Robayo, nacida como la protagonista, frente al mar del Caribe.

«…yo me di cuenta muy rápido dónde estaba y a los siete años ya sabía que me iba a ir. No sabía cuándo ni a dónde. A mí me preguntaban ¿qué quieres ser cuando seas grande?. Y yo decía: extranjera.»

Me pregunto si solo yo quedaré impactada por esa respuesta.

Una novela iniciática, para la autora, que algunos dirán sesudamente que debe ser considerada una nouvelle, por su extensión.

Tonterías.

Hay novelas de largo aliento, lo cual es inversamente proporcional a sus páginas. Son setenta y una más, las que alcanzan para acompañar a la protagonista en su decisión de cambiar de vida.

En ese recorrido ambicioso, consigue descripciones fotográficas que rasgan los afiches del caribe que venden las agencias de turismo. Hay fuerza, color y una gran visualidad en las imágenes de esa ciudad costera que se quiere dejar en el olvido, lo que busca conseguir haciéndose azafata.

Los tres elementos cobran vida propia para exhibir las miserias que puede entrañar ir en pos de un sueño comprado. Competir, olvidar, perder, batallar, añorar. Para hablarnos de amor y generosidad.

Agua, aire y tierra, para probar que las pequeñas historias pueden volverse enormes, desde el título y más allá del punto final.

Biografía de la Autora


Ediciones

Como suele suceder, en el circuito de las librerías grandes, de García Robayo, se consiguen sus títulos premiados. El libro de relatos Cosas peores, fue ganador del Premio Casa de las Américas 2014, y la novela Lo que no aprendí, fue finalista del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana 2015. En el año 2009 Planeta publicó su libro de cuentos Hay ciertas cosas que una no puede hacer descalza y a través de editoriales independientes, García Robayo, también publicó microrrelatos, como Las personas normales son muy raras, en su Cartagena de Indias natal, en el 2011 y Orquídeas, del sello argentino Nudista, en el mismo año que la novela reseñada.
Hasta que pase un huracán se editó bajo el sello Tamarisco, de Buenos Aires, en el año 2012, reeditándose en el 2015 por Laguna Libros de Bogotá.
Un ejemplar de la primera edición argentina, es el mío. Lo conseguí en el mercado de usados y con enorme satisfacción pasó a formar parte del elenco estable de mi biblioteca.
En la contratapa, al pie, del sello editor puede leerse:
"Tamarisco: arbusto de ramas delgadas y flexibles. Corteza agrietada y resistente. Libros que admiten cualquier inclemencia verbal; fijan dunas y sujetan márgenes". La editorial perfecta para que pase un huracán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest