Álamos talados

El matrimonio de los peces rojos
1 septiembre 2016
El principito
4 septiembre 2016

Álamos talados

Al emprender esta aventura de construir una ciudad sin planos, realicé el ejercicio de repasar los libros leídos a fin de confeccionar una lista de reseñas posibles, encontrando que es mucho más fácil reseñar lo último que pasó por mis manos, fresco aún en la memoria. No es este el caso. Este libro llegó a mis manos hace aproximadamente 20 años, hacia el final de mi adolescencia. Imposible que recuerde su procedencia, incluso buscando las ediciones del libro, ninguna de las portadas hace resonar mi memoria.

Álamos talados fue escrito en 1942, siendo la primer obra publicada de Abelardo Árias. La historia es más bien melancólica, narrada en primera persona, el protagonista relata sus experiencias de un verano en la casa de su abuela, mientras pasaba de la adolescencia a la adultez. El libro es una muy bella recreación de la decadencia de la América Colonial en el trasfondo de las provincias. El protagonista es nieto de terratenientes venidos a menos, que finalmente se ven obligados a talar lo árboles de la propiedad para poder subsistir (de ahí el título del libro). Hay muchos detalles del libro que solo pude apreciar de más grande. La edad, ¿para qué negarlo?, nos va ampliando los horizontes.

Con un ritmo pausado y reflexivo, vamos acompañando al narrador a través de sus reflexiones sobre lo que significa «ser argentino» (inquietud presente en toda la obra del autor), recorremos con él el ocaso de una clase social, de una época histórica, a la vez que somos testigos de la forma en que abandona definitivamente la juventud para convertirse en hombre.

Justamente la frase que cierra el libro me quedó grabada de una forma indeleble, al punto de no tener que regresar al papel impreso para recordarla con exactitud. Cuando las penurias económicas obligan a la anciana señora a talar los álamos, el protagonista nos confiesa: «Uno, tras otro, caían los álamos de mi adolescencia”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest